ICONO TURFTED ¿Cómo prevenir las malas hierbas?

 

Aunque en una medida mucho más pequeña que en el natural, en el césped artificial también pueden aparecer malas hierbas.

La mejor manera de prevenir la emergencia de malas hierbas en el césped artificial es:

 Asegurarse de qué tipo de tierra es la que había en el jardín. Muchas empresas instaladoras de césped artificial, simplemente raspan la superficie superior del suelo para retirar lo indeseado (antiguo césped natural y/o malas hierbas), aplican una pequeña capa de sub-base, una malla antihierbas (algunos ni eso) y sobre ella el césped.SAULO Y MEZCLA FINA

Si bien hacerlo así evitará la mayoría de malas hierbas, hay algunas que pueden estar latentes en capas muy profundas del suelo. Son especialmente indeseables las malas hierbas de la familia cyperus (rotundus o sculentus), que se reproducen hasta capas muy profundas mediante pequeñas bolitas. Esta planta permanece en latencia en climas fríos, y si no se ha detectado con anterioridad nos puede dar grandes problemas en verano, porque es muy agresiva; puede llegar incluso a levantar el césped artificial, y tiene muy difícil solución.

 Asegurarse de hacer una subbase debajo del césped artificial con materiales inorgánicos como sauló o mezcla fina de arena y gravilla. Esto no sólo nos ayudará a regularizar el césped y asentarlo, si no que evitará que las nuevas semillas florezcan tan fácilmente.

 Aunque el césped ya incorpora una malla antihierbas (el backing primario), pueden aparecer malas hierbas por los agujeros de drenaje. Por eso, es recomendable poner un geotextil/malla antigerminante debajo para tapar la luz a nuevas semillas.

 Aunque instalemos malla antihierba, aún pueden salir algunas malas hierbas por las orillas. Recomendamos retirarlas simplemente con la mano de vez en cuando, para evitar contaminar el jardín con herbicidas.